Sobre el felpudo

Felpudo-756px

 

por Raúl Sánchez

 

Él sube los escalones ansioso… piso 3, piso 4, jadea y recupera el aliento mientras clava la mirada en la puerta B. Se aparta la chaqueta con brusquedad y rebusca en el bolsillo del pantalón. Saca las llaves y a la vez que intenta encontrar la de su puerta rompe a llorar.

Introduce la llave, pero no gira. Entonces se enfada, pero oye cómo ella está abriendo los candados del otro lado de la puerta. Sonríe. La puerta se abre.

-Tú no puedes estar aquí… Manolo -tartamudea ella.

-Dios… cuánto te he echado de menos -murmura.

La agarra del pelo y comienza a golpearla.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->