Category: Relatos

0

Humo de domingo

Por Maria Eskaleno Son como dos budas sentados en el viejo sofá. Él habla pero no escucha. Ella tampoco escucha y habla a la vez. Sobre sus cabezas, una ventana con la persiana subida....

Cómo ganar al ajedrez: apertura de una pequeña dama. 0

Cómo ganar al ajedrez: apertura de una pequeña dama.

Por Fernando Arrabal. Valérie B. de Saint-Saulve me escribe la siguiente carta: Mi papá me enseñó a jugar al ajedrez hace un año, pero me gana siempre. Puesto que usted es tan buen jugador,...

0

Nostargos

Por Pierre Menard. El mendigo salió al patio con una canasta de comida y una jarra de vino entre las manos. Era el rescate que había cobrado a los comensales para librarles de su...

0

Pasos de baile

por La Teniente. – Un, dos, tres… ¡cha-cha-chá! Un, dos, tres… ¡cha, cha, chá! La miraba de reojo… Miraba sus pies pequeños embutidos en zapatos de baile de tacón bajo. Los veía revolverse con...

0

La importancia de hacer la cama

Por Autoría Bastarda Su madre no le permitía saltarse la tarea de hacer bien la cama. Y el bien no era accesorio. Alguna vez tuvo que repetirla al no pasar la inspección. No importaba...

0

Yo pisaré las calles nuevamente

por Pierre Menard El agua me escupe, me vomita. Mi cuerpo quebrado y descoyuntado se recompone al salir a la superficie. Dejo atrás las salpicaduras, la espuma de mi muerte, y asciendo durante un...

0

Otra franja horaria

por Mara OB Encontrarse en otra franja horaria no es algo baladí. En mitad de la noche me he despertado. Podía oír a mi madre preparar el desayuno. El sonido de las tazas contra...

0

Ya lo llamaremos

por Carlos Allende. ¿Subes?, le digo al hombre que acaba de aparecer ante de mí. Sí, gracias, me dice. ¿A qué piso? Veintisiete, me responde. Asiento y aprieto el botón del piso veintisiete. El...

0

Corrupción

por Rosa Ángeles Fernández Tenía que escribirla, a pesar de lo fea que es. Pero la razón de que caiga en las redes de la palabra más articulada de la actualidad, no es precisamente...

0

La memoria de Ireneo

por Munir Hachemi La memoria de Ireneo era vasta y minuciosa. Todo empezó el día en que se cayó de una tapia. Cuando despertó, recordó la caída con precisa nitidez. Al instante siguiente, recordó...